Cargando contenido

Foto: Colprensa - Tomada de @JESUSALEAN


El decreto expedido por la Gobernación de Antioquia que prohíbe la presencia de menores de edad en establecimientos con venta de licor, no se cumplió en Caucasia. Así quedó demostrado tras el ataque con granada a una discoteca del municipio, donde habían 4 menores de edad a la media noche, y donde uno de ellos resultó herido por la estampida que se generó tras la explosión.


En un duro pronunciamiento, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, le exigió un informe por escrito al coronel Carlos Sierra, comandante de la Policía en el Departamento, donde le explique por qué 4 menores de edad estaban en la discoteca atacada. Aseguró que la Policía no se puede hacer "la ciega ni la loca" para hacer cumplir los decretos que prohíben la circulación de menores a altas horas de la noche y más en una discoteca.




De igual manera, el mandatario advirtió que se abrirá una investigación para establecer las presuntas omisiones de los policías de Caucasia para evitar que los niños estuvieron en la discoteca, posiblemente, siendo explotados sexualmente o para venta de drogas. Advirtió que si es necesario, se ordenará el traslado de los uniformados de la localidad hacia otras regiones.




El menor de edad que resultó herido es una de las 32 personas lesionadas que dejó la explosión de la granada y la estampida, pues en medio de la desesperación por salir del lugar, las personas se agredieron entre ellas para salir cuánto antes del lugar. En la zona se adelantó un operativo con 80 policías, permitiendo la captura de los dos presuntos responsables. Se espera que el comandante de la Policía Antioquia envié una respuesta oficial al gobernador en las próximas horas.