Cargando contenido

El mandatario advirtió que este grupo no es una simple banda delincuencial, sino que es una disidencia con un gran poder de armas y dinero.

Ataque de disidencia de la Farc
Gobernación de Antioquia

El aumento de la violencia que afecta a varios municipios del norte de Antioquia como Ituango, Briceño y Yarumal tendría relación con los grupos armados conformados por hombres y mujeres que no se desmovilizaron en esa zona del país. Los delincuentes serían extintegrantes del Frente 36 de la guerrilla, que durante décadas hizo presencia en el Nudo del Paramillo junto al Frente 18.

Por eso, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, exigió que el Gobierno Nacional y las Fuerzas Militares reconozcan y declaren al Frente 36 como una nueva disidencia de la guerrilla, como ya se ha hecho con algunos frentes en Putumayo y el Pacífico Sur del país. El mandatario advirtió que este grupo no es una simple banda delincuencial, sino que es una disidencia con un gran poder de armas y dinero.

"Yo fui el primero en llevar al consejo de seguridad esta solicitud, allá hay disidencias, no simples bandas de delincuencia. Alias Cabuyo está aumentando el poder del Frente 36 para controlar el narcotráfico. Si el Gobierno se quiere quedar callado frente a este tema a mí sí me toca luchar para frenar estos nuevos brotes de violencia", afirmó el Gobernador.

Delincuentes conocidos como alias Cabuyo, Carnita y Diomedez serían las personas encargadas de fortalecer a esta presunta disidencia de las Farc en el norte antioqueño, donde los exguerrilleros sostienen una guerra con el Clan del Golfo desde hace dos años.

El aumento de las confrontaciones en este 2018 ya deja un saldo de una niña de tres años muerta durante un ataque con granada en Ituango y la masacre de siete campesinos en Yarumal, hechos atribuidos a enfrentamientos entre las Autodefensas Gaitanistas y los frentes 36 y 18 de la extinta guerrilla

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido