Cargando contenido

Foto AFP


Durante el lanzamiento de la campaña Antioquia Libre de Coca, el presidente Juan Manuel Santos anunció que la meta del gobierno para el 2018 es erradicar 65 mil  hectáreas de cultivos de uso ilícito, que se sumarán a las 50 mil que ya fueron destruidas por vía forzosa en todo el territorio nacional.

Explicó que para departamentos como el antioqueño, quitar del panorama la base del narcotráfico, es una forma de honrar a las víctimas de este flagelo que afectó particularmente a los paisas.



Santos reconoció que el avance en la erradicación se debe al trabajo conjunto de las administraciones locales, departamentales y nacionales y agradeció el apoyo de la comunidad internacional representada por Kevin Whitaker embajador de Estados Unidos  a quien  el presidente le  recordó que justamente este país es el primer consumidor de la cocaína producida en Colombia, por lo que señaló que se trata de un asunto de corresponsabilidad.



Finalmente, el jefe de Estado aseguró que este año se firmaron contratos con 29 mil familias para la sustitución voluntaria de cultivos, y dijo que gracias a estos contratos se han podido erradicar cerca de 22 mil hectáreas de estos sembrados de uso ilícito.