Cargando contenido

Aseguran que desde el 2016 han enviado notificaciones al Ministerio sobre situaciones de violencia contra profesionales de la salud.

Médico
Foto: Ingimage (Referencia)

La asociación Colegio Médico Colombiano, se refirió al asesinato del médico Cristian Camilo Julio Arteaga, asesinado el pasado fin de semana, en el municipio de El Bagre, ubicado en el Bajo Cauca antioqueño, y aseguró que el gremio ya había notificado al Ministerio de Salud desde el año 2016, casos de violencia hacía médicos en esta zona del país.

En diálogo con RCN Radio, Samuel Barbosa, secretario general del Colegio Médico Colombiano, sostuvo que existen falta de garantías hacia los profesionales de la salud, que desempeñan su labor en las zonas rurales de Colombia.

"Hemos sido muy enfáticos con el Ministerio de salud, sobre la prevención de las situaciones de violencia que ya se han visto a nivel nacional, porque no es la primera vez que se presenta un caso como el de El Bagre, Antioquia", sostuvo Barbosa.

Asimismo, el médico mencionó que las amenazas a los profesionales de la salud, son constantes en las zonas rurales del país, debido a la falta de garantías por parte del Gobierno frente a la prestación del Servicio Social Obligatorio Médico.

"Se presenta que hay situaciones laborales donde los médicos no tienen insumos suficientes para poder atender bien a los pacientes, lo cual desencadena en complicaciones en el proceso de atención y a su vez en reacciones en contra de la misión médica", precisó Barbosa.

Lea también: Asesinato de médico agrava situación de orden público en Bajo Cauca antioqueño

El gremio dijo que desde hace más de dos años, le han exigido al Gobierno Nacional, que hiciera vigilancia en las plazas en donde habían ocurrido actos violentos y los profesionales habían recibido amenazas en contra de su vida, no solo en materia de seguridad, también garantizando los insumos suficientes y la infraestructura adecuada para la labor de los médicos.

De igual manera, el vocero advirtió que desde el año 2016, en el municipio de El Bagre, se ha venido evidenciando el malestar por la inseguridad de los médicos.

"Al Ministerio de le pidió que analizará esos casos en El Bagre, les dijimos que hiciera un seguimiento, que reconociera las plazas para saber en cuales se requiere un profesional médico mejor preparado, que conociera la zona", dijo Barbosa.

El secretario recordó que en el año 2017, se presentó el caso de un médico que tuvo que salir de la zona del Bajo Cauca con escolta militar, por amenazas en su contra, y explicó que el Servicio Social Obligatorio tiene irregularidades estructurales, debido a que los médicos que desempeñan esta labor en los territorios, no pueden salir inmediatamente de la zona al recibir amenazas, pues si lo hacen esto les acarreará sanciones.

Le puede interesar: Bajo Cauca Antioqueño: un "agujero negro" a punto de estallar

"Si un médico rural tiene una amenaza, tiene que seguir un protocolo legal para poder salir de la plaza sin ser penalizado, y ese proceso  legal lo expone a estar en una situación de peligro", aseguró el secretario.

El Colegio Médico Colombiano, advirtió que los médicos que decidieron abandonar la zona de El Bagre por falta de garantías de seguridad por parte del Ministerio de Salud y estarían presentando el Servicio Social Obligatorio.

Finalmente, el secretario mencionó que mientras el Gobierno no ofrezcan garantías laborales y de seguridad, los profesionales de la salud se abstendrán de regresar a la zona del Bajo Cauca, y aseguró que durante este mes, el gremio se reunirá con el Ministerio de Salud para esclarecer los hechos y establecer acciones de seguridad.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido