Cargando contenido

Hasta 40 niños faltan diariamente a clases en la Institución Educativa Perpetuo Socorro por recrudecimiento de la violencia en esta Comuna.

Por enfrentamiento entre combos, en la Comuna 13 sufren por las extorsiones, homicidios e intimidaciones.
Organizaciones sociales y vecinos del sector han hecho las denuncias en repetidas oportunidades, sobre todo, cuando se incrementan los hechos violentos, como en las últimas semanas.
AFP.

Para prolongar los días de guerra en la Comuna 13 de Medellín, las estructuras criminales estarían fortaleciendo sus filas con el reclutamiento de menores de edad que habitan los barrios de influencia, según denuncias de varias ONG.

Organizaciones sociales y vecinos del sector han hecho las denuncias en repetidas oportunidades, sobre todo, cuando se incrementan los hechos violentos, como en las últimas semanas.

El secretario de Seguridad de Medellín, Andrés Tobón, reconoció el reclutamiento de menores pero dijo que es difícil establecer una cifra exacta, ya que es un delito poco denunciado.

“Lastimosamente con el accionar violento que tienen los bandidos en el territorio, pretenden también reclutar jóvenes y menores, un asunto que hemos frenado y no hemos permitido en Medellín. Todas las estructuras criminales en la ciudad pretenden esto y en materia de denuncias no se tiene mucha información porque es un delito que gravemente no se denuncia”.

Este fenómeno sería el responsable de muchos de los desplazamientos de familias y estaría relacionado con las inasistencias a los colegios. La hermana Clara Edilma Giraldo, coordinadora de convivencia de la Institución Educativa Perpetuo Socorro del barrio Belencito, dijo que en promedio, están faltando entre 30 y 40 estudiantes cada día.

“Siempre faltan niños, algunos se han tenido que desplazar del barrio, se han ido hasta para otras ciudades. Hay ausencia de por lo menos 30 y 40 estudiantes diariamente. Por cualquier dificultad el padre de familia viene y retira al niño”.

La Administración Municipal insiste en que está haciendo su trabajo para arrebatarle a los menores a las estructuras criminales. Sin embargo, la Mesa de Derechos Humanos de la Comuna 13 sostiene que las medidas implementadas son “tibias” y no atacan la raíz de los problemas, lo que las vuelve poco efectivas.

 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido