El Inpec liberaría 160 cupos en cárceles del Valle de Aburrá, para contribuir a la solución del problema de hacinamiento en 18 estaciones de Policía, debido a la protesta del personal de vigilancia de las cárceles que completó una semana.

Así lo informó  la comandante Operativa encargada de la Policía Metropolitana, coronel Marta Herrera, al insistir en los problemas que genera por no remisión de los capturados a las cárceles de Bellavista y Pedregal, en Medellín, y la Paz en Itagüí.

Solo en los últimos ocho días, 450 reclusos permanecen hacinados en estaciones de Policía y en el búnker de la Fiscalía.

La oficial manifestó que esta liberación de cupos no solucionará la crisis carcelaria. Sin embargo, reconoció que esta liberación de cupos ayudará a mejorar un poco la situación.

Por su parte, el presidente del Sindicato del Inpec, dragoneante Luis Pinzón, afirmó que pese a que la alimentación ha mejorado en los centros penitenciarios, las tres cárceles enfrentan una severa crisis.