Cargando contenido

Hay detenidos con más de un año en esos sitios, a  pesar de que máximo deben pasar allí 36 horas.

La Personería de Medellín, la Procuraduría y la Defensoría Regional del Pueblo alertaron por que el hacinamiento de los 905 reclusos en las estaciones de policía de la capital antioqueña alcanzó el 308%.

Según un análisis de estas entidades de derechos humanos, de los 16 centros transitorios de detención, en quince se supera el 200 por ciento de hacinamiento. Sólo en la estación de Santa Elena no hay ninguna violación, pues no se reportan internos.

El panorama más crítico se evidencia en el punto de La Candelaria, en el centro de la ciudad, donde hay 238 internos en un sitio diseñado sólo para 40 personas. Lo que indica un hacinamiento del 495 por ciento, seguido de la de Manrique con un 420 por ciento y la de Altavista con un 400 por ciento.

La situación es más preocupante aun, debido a que hay condiciones insalubres y persisten denuncias de precariedad en la alimentación. Además, hay detenidos con más de un año en esos sitios, a  pesar de que son centros temporales y máximo deben pasar allí 36 horas.

Otro de los problemas que suman para que se agrave la situación es que una sentencia de la Corte Constitucional, que busca de luchar contra la vulneración de los derechos, reguló el ingreso de internos a la cárcel Bellavista de Bello. Lo que permitió que se disminuyera el hacinamiento en un 23 por ciento, pero los estancó en las estaciones de Policía.

La situación es tan preocupante que de los 1.064 internos en las salas de captura del Valle de Aburrá, el 85 por ciento está hacinado en Medellín. Por lo que estas entidades del Ministerio Publico en la región exigen a las autoridades locales responsables una búsqueda inmediata de soluciones que frenen la vulneración de los derechos de la población privada de la libertad en la capital antioqueña.

Fuente
Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido