Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Inspección de la fosa en Tarazá, Antioquia.
Inspección de la fosa en Tarazá, Antioquia.
Cortesía: Gaula Bajo Cauca.

En un predio ubicado a 10 minutos del casco urbano de Tarazá (Antioquia), encontraron una fosa con los restos óseos de dos personas. 

Por la ropa y las señales particulares, las familias creen que se trata de Sandy Norelly Álvarez Arroyave, de 20 años, quien desapareció el 30 de octubre de 2020, y de Juan Pablo Alzate Barrera, de 16, cuyo rastro se perdió el 12 de septiembre de 2019. 

Más información: Ofrecen $50 millones por responsables de masacre en Ciudad Bolívar, Antioquia

Katiana Cecilia Arroyave, mamá de Sandy, aseguró que su instinto le dice que el cuerpo corresponde a su hija, quien administraba un negocio y tenía dos niñas de 1 y 3 años, al momento de desaparecer. Lo último que supo era que la joven se dirigía al sector El Doce en Tarazá.  

"Cuando me llamaron, me dijeron que habían hecho la exhumación, que era una mujer entre los 18 y 20 años. Yo pregunté cómo estaba vestida y me explicaron las prendas, que eran las de mi hija. Se sospecha que es ella, pero yo, como mamá, sé que es mi hija", dijo. 

Lea además: Así inició la exigencia del carné de vacunación en negocios del centro de Medellín

Antonio Alzate, papá de Juan Pablo, está seguro de que los restos corresponden a su hijo, quien cursaba séptimo en la Institución Educativa Rafael Muñoz y desapareció cuando iba a visitar a su novia en el sector Palmas Alta en Tarazá. El hombre recibió las coordenadas de la fosa. 

"A mí me dieron la pista, yo llegué con toda la familia y ahí estaban los huesos.  Llamé al CTI. Mi hijo tenía brackets y una cadena de plata. Por eso sé que es él.  Juan Pablo estaba estudiando,  llegué a la casa y se fue a visitar la novia, y ya no supimos más. Encontrarlo es un descanso", puntualizó. 

Arriba: Juan Pablo Alzate Barrera; y abajo: Sandy Norelly Álvarez Arroyave.
Arriba: Juan Pablo Alzate Barrera; y abajo: Sandy Norelly Álvarez Arroyave.
Cortesía: familias de Juan Pablo y Sandy Norelly.

¿Qué dicen las autoridades?

Según las autoridades, las víctimas fueron desmembradas y enterradas en la finca por presuntos integrantes de Los Caparros. Luego enviaron fotografías a las familias de las víctimas. Las diligencias estuvieron a cargo de la Fiscalía, el CTI y el Gaula Militar del Bajo Cauca.

Aunque falta el dictamen de Medicina Legal para corroborar la identidad, las familias confían en que sí se trate de los dos jóvenes que desaparecieron en extrañas circunstancias el 2019 y 2020 y quienes no se conocían. Los seres queridos coinciden en que su hallazgo les da tranquilidad luego de tanto tiempo de incertidumbre. 

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.