La justicia antioqueña condenó a 27 años de prisión a los autores materiales del asesinato de la estudiante, Camila Ochoa Suárez, en hechos ocurridos el 12 de julio de 2010, en el barrio Alfonso López, en el nororiente de Medellín. La joven de 16 años de edad, recibió dos impactos de arma de fuego que la dejaron en cuidados intensivos durante dos semanas en una  clínica de la ciudad donde finalmente falleció. Por  el homicidio agravado fueron sentenciados, Orlando Quintana Jaramillo y Kevin Daniel Olarte Berrío. Los dos hombres enfrentan otra condena de  12 años de prisión por concierto para delinquir  y desplazamiento forzado.