El mayor retirado del Ejército, Carlos Rodríguez Agudelo, alias de Zeus, condenado a 40 años de prisión por ejecuciones judiciales, comparecerá hoy como testigo de la defensa de Santiago Uribe Vélez, en el juicio que se adelante en su contra como presunto promotor del grupo paramilitar “Los 12 Apóstoles” y por el homicidio de un conductor hace 24 años.

En la audiencia que se realiza en el Juzgado Primero Penal Especializado de Antioquia, se negó a declarar por falta de garantías, el testigo estrella de la fiscalía, mayor retirado, Juan Carlos Meneses Quintero, quien para la época de los hechos era el comandante de la Policía en Yarumal.

El exoficial, quien está condenado a 27 años de prisión por los mismos delitos, aseguró que la Fiscalía no le cumplió con los beneficios pactados como la reclusión en el  Centro de Estudios Superiores de la Policía.

El abogado defensor, Jaime Granados, se refirió a otro de los testigos, el expatrullero de la Policía, Alexander Amaya Vargas, y dijo que aunque es un mentiroso, por fin dijo la verdad. Juró que Santiago Uribe no tuvo que ver con la muerte del conductor Camilo Barrientos, ni promovió el grupo paramilitar.

Desde la cárcel de Puerto Triunfo, donde paga una condena de 16 años de prisión por su pertenencia a “Los 12 Apóstoles”, Olwan Agudelo Betancur, declaró en contra de Santiago Uribe Vélez y aseguró que 1995 le brindó la seguridad y manejó las comunicaciones para proteger a su hermano, el entonces gobernador de Antioquia, Álvaro Uribe Vélez, en una reunión clandestina en una finca de Yarumal.