Desde hace dos años, el 25 de mayo se reconocen a las mujeres víctimas de delitos contra la libertad e integridad sexual en el conflicto armado, quienes suman casi 13.000 personas donde el 93 por ciento son mujeres.


Claudia Patricia Álvarez, víctima de este delito, explicó que Antioquia ocupa el segundo puesto en cuanto a casos de violencia sexual, y agregó que ha sentido más apoyo de la Red de Mujeres Víctimas y Profesionales que del Estado.


Aseguró que estos casos no son visibles para la sociedad, y en múltiples casos son re victimizadas, hasta en las audiencias o cuando interponen la denuncia.


"Te hacen una serie de preguntas que no van al caso. Uno en medio de un dolor, de una tristeza, en medio de una desesperación no va al caso que te pregunten cómo estabas vestida, dónde estabas, qué estabas haciendo. O el hecho de que sea una trabajadora sexual no tiene razón".


De acuerdo con la Unidad para las Víctimas, estos delitos son asociados a las relaciones desiguales de poder, y producen en las mujeres daños físicos,  psicológicos y sociales. En la mayoría de las situaciones son estigmatizadas por la sociedad.


Hasta la fecha más de 5.500 mujeres han recibido la medida de indemnización, de las cuales 850 son de Antioquia