Hace un año, varias familias se desplazaban por el camino que conducía hacia la mina Carbones La Cancha, en Amagá, Suroeste antioqueño,  donde murieron doce mineros. Hoy, después de esa tragedia, los trabajadores insisten en que el Gobierno Nacional, no les ha cumplido con las soluciones prometidas.

El líder de la mesa minera, Guillermo Cano, advirtió que aparte de perjudicar a los mineros que trabajaban en este socavón, la mina continúa inundada, lo que podría provocar otra tragedia.

Según el líder minero, la solución de empleo que prometió el Gobierno para los mineros desde el año anterior se convirtió en un trabajo de tres meses.

Amagá es uno de los municipios de Antioquia,  donde se concentra gran parte del área carbonífera del departamento. Se estima que hay reservas calculadas de miles de toneladas de carbón.