Funcionarios de la Alcaldía de Medellín llegaron a un local comercial del Pueblito Paisa, donde fueron vendidos pocillos con la frase: “Pegarle a una mujer no es cobardía. Es domarla”, que generó el rechazo de los ciudadanos por el mensaje violento y denigrante contra la mujer. (Puede leer: Denuncian venta de artesanías con mensajes machistas en el Pueblito Paisa) El comerciante le dijo a los funcionarios que las artesanías se habían vendido y no tenía existencias en el local. La secretaria de las Mujeres, Gloria Luz Gómez, pidió a los ciudadanos abstenerse de comprar estos productos, que agreden el género femenino.  “Identificamos el sitio pero cuando llegamos, los pocillos no existían. Dijeron que se habían acabado. Todos tenemos que estar pendientes. Si estos productos se venden, hay que rechazarlo y no comprarlos”, señaló. Lo más preocupante, según Gloria Luz Gómez, es que los funcionarios visitaron al distribuidor y fabricante de los pocillos, y encontraron copas, vasos y afiches con mensajes aún más agresivos contra las mujeres. “Ubicamos al proveedor que está en Cisneros, donde encontramos productos peores respecto al trato contra las mujeres. Nos tratan como anacondas y frases muy despectivas”, puntualizó. La denuncia se conoció a través de redes sociales, por una fotografía del recipiente, lo que desencadenó miles de mensajes de rechazo. Generalmente, estos pocillos cuestan entre 3 y 5 mil pesos, son usados para tomar aguardiente, y llevan frases de la tradición antioqueña.