Las Diócesis de Apartadó, Quibdó e Itsmina-Tadó emitieron una nueva alerta por la presencia de presuntos grupos paramilitares en la mayoría de los 36 municipios de Antioquia y Chocó, que son de su jurisdicción eclesiástica. El Obispo de Quibdó, Monseñor Juan Carlos Barreto, denunció que sí hay Paramilitares que, en ocasiones, actúan con la “complacencia” de las autoridades, así que instó al  Gobierno Nacional para que tome acciones concretas. En diálogo con RCN Radio, el Obispo de Apartadó, Monseñor Hugo Torres, recordó que hace dos semanas, los habitantes de Urabá observaron el ingreso de un grupo armado por el Río Atrato, sin que la Armada Nacional se percatara de su presencia. Las tres Diócesis coincidieron en que los territorios dejados por las Farc, tras su concentración en zonas veredales, fueron ocupados por otros grupos armados ilegales, como bandas criminales, Paramilitares y ELN.