Cortesía.

En máxima alerta está el Urabá antioqueño por un incendio forestal, que ha arrasado cerca de 3 mil hectáreas de bosque en las selvas de Unguía, en Chocó, y que ya cruzó el río Atrato y afecta al municipio de Turbo. La comunidad continúa a la espera de las ayudas por parte del Gobierno Nacional, solicitadas desde hace una semana.

El coordinador de Gestión del Riesgo, Rodrigo Restrepo Caraballo, confirmó que "la emergencia se está saliendo de control, debido a que el fuego ya afectó el corregimiento de Bocas del Atrato en Turbo y la ciénaga Marriaga en el sector de Caño Largo en Unguía, que ha arrasado con cerca de 3 mil hectáreas de bosque,  y amenaza, además, la salud de los habitantes por el exceso de humo".

Restrepo Caraballo destacó que debido a la complejidad de las llamas, al parecer, la única posibilidad de controlar la conflagración es desde el aire, aclaró que en las últimas horas, la Fuerza Aérea hizo sobrevuelos para identificar la gravedad de la situación y están a la espera de los resultados para saber cómo se realiza la intervención en la zona.

Las autoridades de atención de emergencia en Unguía, alertaron que aunque las llamas aún no han afectado las áreas protegidas del Parque Natural Nacional Los Katíos, es necesario estar muy atentos, pues el incendio podría extenderse hasta ese sector, vecino a la emergencia.