En relación con los hechos ocurridos en la vía que comunica a Quibdó y Medellín, el Ejército Nacional indico que luego de haberse levantado el bloqueo que sostenían algunas comunidades indígenas en el sector El 18, las tropas que se encontraban en el lugar recibieron la información que unos conductores de vehículos estaban siendo atracados por un sujeto armado.

"Los soldados reaccionan de manera inmediata y ubican sobre la vía a un integrante de una comunidad indígena quien tenía un arma de fuego en su poder y a su vez estaba obstruyendo la vía pública. Este sujeto no atiende la solicitud de registro por parte personal militar y por el contrario, junto a otros miembros de su comunidad, mediante acciones violentas, intentan desarmar a uno de los uniformados que estaba participando en el procedimiento", dice el comunicado.

Como consecuencia de la acción que calificaron como violenta, uno de los sujetos que estaba allí perdió la vida. Posterior a este incidente, el Ejército recalcó que continúan las acciones por parte de la guardia indígena, quienes retuvieron a dos soldados y los hirieron de gravedad. De igual manera los despojaron de su armamento.

En el hecho un vehículo de uso oficial también fue retenido y posteriormente fue incinerado.

Ante esto el Ejército rechazó estos hechos e indicó que fueron puestos en conocimiento de las autoridades judiciales competentes, con el fin de que se establezca las condiciones de modo, tiempo y lugar en que ocurrieron. "Se interpondrán las denuncias correspondientes por los hechos criminales perpetrados en contra de la Fuerza Pública y de la Comunidad".