La alcaldía de Medellín recomendó a los venteros informales no  vender maíz para alimentar palomas en el Parque de Bolívar, en el centro de la ciudad. Se trata de uno de los puntos de encuentro más famosos, donde cientos de personas tenían como costumbre ir a alimentar las aves que habitan en la plaza. No solo los habitantes se mostraron indignados por no poder alimentar a los animales, sino que los comerciantes informales advierten que se está restringiendo su sustento económico. Pese a eso, la secretaria de salud de Medellín, Claudia Arenas, aseguró que la medida se toma para cuidar a los animales, pues no es sano que las personas las alimenten con maíz, pan o harinas. Otro de los argumentos que tiene la Alcaldía para prohibir que se alimente con maíz a las palomas, es proteger la fachada de la Catedral Metropolitana, ya que la imagen de la iglesia que es Bien Patrimonial se podría afectar por las heces de los animales.