Así lo denunció Jorge Carmona, delegado para las cárceles de la Mesa de Derechos Humanos, quien explicó que los internos protestan porque compañeros enfermos han sido trasladados a pabellones, donde podrían contagiar a otros reclusos. "Personas que las tienen casi inmoviliziadas, que los tienen casi amarrados, les han echado gas pimienta por las protestan que vienen haciendo. Hacemos un llamado rotundo a que esto no siga pasando, porque como Mesa de Derechos Humanos tendremos que actuar ante la Corte Interamerciana de Derechos Humanos”, indicó Jorge Carmona. La directora del Inpec en Antioquia, Imelda López, respondió que no ha recibido reporte sobre el uso de gas pimienta, y se comprometió a verificar la situación. "No me han dado ninguna información. No me han reportado ningún procedimiento”" La cárcel de Bellavista tiene un sobrecupo de 5 mil internos, lo que representa un hacinamiento del 200 por cientos, según la Mesa de Derechos Humanos.