Cargando contenido

Foto: Cortesía Andrés Castro



A 215 ascendió el número de familias afectadas por las fuertes lluvias que desbordaron los niveles del río Nechí en Zaragoza, Bajo Cauca antioqueño.

Las 940 personas que integran los núcleos familiares habitan en la zona urbana, pues algunas partes rurales continúan incomunicadas, dificultando el censo para la entrega de ayudas humanitarias.

El coordinador de Gestión del Riesgo de Zaragoza, José Obed Quinto, explicó que las familias afectadas se instalaron en las calles a la espera de que bajen los niveles del río, pues los sitios que pueden servir de albergue, como el coliseo y los colegios, también suelen inundarse durante las crecientes del río Nechí.

Las calles de 9 barrios se convirtieron en parte del río, arrasando con colchones, electrodomésticos, alimentos y animales de cría. El coordinador de la gestión del riesgo informó que varias familias de la zona rural no han podido ser censadas, pues continúan incomunicadas.

La alcaldía informó que la emergencia desbordó toda su capacidad, por lo que urge a la Gobernación y a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo para que envíen ayudas humanitarias, pues en varios sectores se represan las aguas aumentando las enfermedades.

Según los pronósticos, a finales de esta semana se agravaría la segunda temporada invernal del año en Antioquia. El Bajo Cauca, Urabá, Magdalena Medio y Oriente son las zonas del departamento que más podrían sufrir los estragos por inundaciones y deslizamientos de tierra.