Cargando contenido

Defensores de Derechos Humanos denuncian que en el corregimiento Altavista grupos reclutarían niños desde los 9 años.

Altavista
El reclutamiento se realiza en Castilla, Robledo y Altavista.
RCN Radio

En las comunas Castilla, Robledo y Altavista se denunciaron doce casos de presunto reclutamiento de menores de edad en Medellín el año anterior. La cifra podría ser mucho mayor, debido a que hay un subregistro y las familias temen denunciar a los "combos" delincuenciales.

El subsecretario de Derechos Humanos, Carlos Arcila, aseguró que un grupo de abogados de la administración hará seguimiento a los desplazamientos intraurbanos, para determinar cuándo las familias salen de sus barrios, por temor a que sus hijos sean vinculados a estas estructuras.

“Hemos tenido un promedio de doce casos en los que se da la tentativa del reclutamiento.  Se recoge la declaración de desplazamiento pero no la causa de este delito. Por eso, con la Fiscalía, estamos haciendo un plan de trabajo para que haya confianza en denunciar”, dijo el funcionario.

El defensor de Derechos Humanos de Altavista, Julio Rengifo, advirtió que los cabecillas de "combos" como “Los Chivos” y “Los Pájaros” utilizan a niños desde los nueve años, para que cobren las extorsiones, transporten armas y drogas, y alerten sobre operativos de las autoridades.

“Lo más frecuente es que los utilicen para el cobro de extorsiones contra el transporte y el comercio, para movilizar las armas o para que sean ‘campaneros’ de las acciones delincuenciales que hacen en el territorio. Nos preocupa que en este momento hay niños desde los 9 años que están siendo utilizados al servicio de las bandas criminales”, comentó el líder.

Hoy (lunes) se instaló la Mesa Municipal de Prevención del Reclutamiento y Utilización de Menores, con representantes de la Personería, la Alcaldía y Bienestar Familiar.

La falta de oportunidades laborales y académicas, las difíciles condiciones económicas y las amenazas de los "combos", hacen que los jóvenes ingresen a estas estructuras.  Una de las preocupaciones es que los cabecillas no están siendo judicializados por este delito, por la falta de denuncias.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido