Foto: RCN radio.

En un nuevo homenaje, dentro de la zona mixta del Estadio Atanasio Girardot se develaron dos placas conmemorativas en honor a las víctimas de la tragedia del Chapecoense, en la que murieron 71 personas entre delegación, tripulación de LaMia y periodistas. Así se hizo minutos previos al llamado "Juego de la hermandad" entre el club brasileño y el Atlético Nacional por la vuelta de la final de la Recopa Sudamericana. Una de las placas fue develada por el alcalde Federico Gutiérrez en nombre de Medellín y además entregó a su homólogo de Chapecó, Luciano Buligón,  las "Llaves de la ciudad" y fue declarado oficialmente "Huésped de Honor". El alcalde Buligón declaró que en Antioquia nació la mayor manifestación de solidaridad. La otra placa fue entregada de manos del gobernador Luis Pérez al estado de Santa Catarina con una Ordenanza de reconocimiento a esa región de Brasil. Los hinchas verdolagas que llegaron al Coloso 74 sostuvieron que los homenajes hechos y la hermandad ya establecida son una muestra de los valores de los antioqueños. Con esta ceremonia en el estadio Atanasio Girardot se le recordó al mundo la hermandad surgida entre Medellín y Chapecó a raíz del trágico accidente aéreo en noviembre del año pasado que a pesar de que enlutó los pueblos colombiano y brasileño,  fortaleció las relaciones entre ambas naciones.