Una serie de encuentros protagonizaron el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, y el director mundial de la DEA, Robert W. Patterson, con el fin de acelerar los procesos de extradición de varios líderes del crimen organizado en Antioquia.

Aunque no se confirmó la lista de criminales que serían enviados a las cárceles norteamericanas, no se descarta que allí figure alias Carlos Pesebre, quien recientemente fraguó un plan para asesinar al alcalde de la capital antioqueña.

El alcalde de Medellín aseguró que el director de la Administración para el Control de las Drogas, recibió información clave sobre los cabecillas que ya están capturados y que lideraban el envío de narcóticos a Estados Unidos. El director de la DEA se habría marchado de la ciudad con la promesa de gestionar mayor rapidez en los procesos de extradición.

Fuentes oficiales confirmaron que además de Carlos Pesebre, en la reunión entre el alcalde y el director de la DEA también se habría hablado de alias Diego Chamizo, Soto, Yumbo y alias Tom; los cuatro grandes cabecillas del crimen organizado que han sido capturados durante los dos primeros años de gobierno de Federico Gutiérrez.

El alcalde insistió en la necesidad de extraditar a estas personas, pues desde las cárceles colombianas seguirían impartiendo órdenes para el cobro de extorsiones y la venta de drogas.

El caso más reciente fue el de Carlos Pesebre, quien desde la cárcel en Cómbita ordenó un plan para asesinar al alcalde de Medellín, incluso, presuntamente pagando dinero a un grupo de magistrados para obtener la libertad.