Cargando contenido

La familia pide ayuda para financiar su tratamiento tras un aparatoso accidente en el que se vio involucrada.

Joven antioqueña en grave estado en Estados Unidos
Cortesía Familia

El sueño americano se convirtió en una pesadilla para la joven antioqueña Érika Yuliana Quintero tras sufrir un aparatoso accidente vehicular en Florida, Estados Unidos.

Ella viajó a sus 25 años a ese país desde abril pasado con el profundo deseo de estudiar inglés y continuar su vida, luego de haberse graduado como sicóloga de la Universidad San Buenaventura de Medellín.

Ese camino quedó estancado desde julio, cuando un vehículo chocó contra el carro en el que se movilizaba y colisionaron luego contra una palmera. Los automotores quedaron en pérdida total, pero Érika Yuliana quedó en estado de coma.

Despertó hace un mes en una clínica de Florida, pero con su cuerpo paralizado, pérdida de memoria y con problemas para hablar, relató angustiada a RCN Radio su prima Nereida Laverde Figueroa.

"Cuando ella volvió del coma, solamente abría sus ojos, no tenía control de su cuerpo y el habla tampoco porque a ella le hicieron una traqueotomía y eso hizo que no pudiera hablar", manifestó.

A pesar de que agradece que la joven antioqueña permanezca con vida, la angustia de la familia continúa pues no tiene recursos para pagar la deuda de 780.000 dólares en la clínica por la atención médica ni los más de $30 millones semanales que cuesta el proceso de rehabilitación.

La familia se contactará este viernes con la Cancillería para que le brinde ayuda con el caso de Érika Yuliana, pues teme que su condición empeore.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido