Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

gdespejo
Se pretende atender a 2 mil 100 estudiantes indígenas de la jornada única
Siete de cada 100 niños en edad escolar y 1 de cada 10 adolescentes, padecen desnutrición crónica. 
Archivo

Algunas administraciones locales han expresado preocupación por los resultados arrojados por la más reciente Encuesta Nacional de Situación Nutricional (Ensin) en Colombia, según la cual siete de cada 100 niños en edad escolar y 1 de cada 10 adolescentes, padecen desnutrición crónica

Estas estadísticas han llevado a que en algunas regiones del país se comiencen a implementar campañas para evitar que los menores sigan sufriendo de este fenómeno. 

En el departamento de Antioquia, por ejemplo, se lanzó un programa de creación de huertas urbanas, a través de las cuales algunos habitantes de la ciudad de Medellín, del área metropolitana y de otros municipios, han podido acceder a una buena alimentación. 

El secretario de Agricultura del departamento, Rodolfo Correa Vargas, indicó: “garantizar la seguridad alimentaria a recién nacidos, niños, adolescentes y adultos, es una tarea que desde la Secretaría de Agricultura tenemos como prioritaria y para eso entendemos que el acceso a los alimentos se vuelve primordial y más aún en Antioquia donde el 78% de la población es urbana y el 22% es rural, lo que demanda una mayor concentración en la recuperación del balance entre la producción de alimentos y el bienestar de las ciudades”. 

Afirmó que ya se culminó con el “proceso de entrega de 3.300 huertas urbanas en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, para generar condiciones que permitan a las familias de estos principales centros poblados del departamento tener acceso a alimentación sana y balanceada en sus propias casas, con todas las garantías nutricionales”. 

Este modelo de huertas urbanas fue adoptado de otras ciudades del mundo, en donde más de 700 millones de personas son beneficiarias. Según el funcionario, esta iniciativa ha mostrado ser todo un éxito para combatir la inseguridad alimentaria, porque mejora los índices de nutrición y permite que cada familia pueda escoger lo que quiere sembrar. 

“Las huertas comestibles son un importante camino para resolver los problemas alimentarios del futuro, pues en 2050 se estima que será necesario producir un 70% más de alimentos para 3.000 millones de personas adicionales. Así mismo, con medidas como las que estamos desarrollando atendemos las más críticas necesidades del presente dado que hoy uno de cada cinco niños en las zonas urbanas de Antioquia sufre de malnutrición”, manifestó el secretario Correa.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.