Como el patrullero Johan David Vargas y el intendente Nelson Darío Zapata Grajales, fueron identificados los dos uniformados heridos en medio de un ataque con granada contra un restaurante, ubicado a 25 metros de la estación de Policía de Cáceres, Bajo Cauca antioqueño. El alcalde de Cáceres, José Mercedes Berrío, aseguró a RCN Radio que el patrullero es el más grave, pero no ha podido ser trasladado al hospital de Caucasia, porque el municipio del Bajo Cauca está incomunicado vía terrestre por los derrumbes. El policía será trasladado en una tanqueta, para atravesar un sector de la carretera inundado por el Río Cauca. Y al otro lado, lo espera una ambulancia para brindar la atención médica. Las autoridades locales indicaron que este atentado sería parte del Plan Pistola del Clan del Golfo en contra de la Policía. En Antioquia, dos uniformados han sido asesinados en Urabá, mientras que han resultado heridos al menos ocho policías y dos guardianes del Inpec.