Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Según la OIA, las minas antipersonal fueron sembradas en los alrededores de las escuelas.
Según la OIA, las minas antipersonal fueron sembradas en los alrededores de las escuelas.
Cortesía: Organización Indígena de Antioquia (OIA).

Las comunidades indígenas antioqueñas insisten en que sus territorios son de paz y no pueden ser usados por los grupos armados ilegales para su tránsito e la instalación de artefactos explosivos o minas antipersonal, que dejan desde el año 2020 diez muertos y diez heridos, de los cuales cuatro fallecidos y cuatro sobrevivientes son menores de edad.

Según Wilfer Sánchez García, de la Organización Indígena de Antioquia, "algunos de los heridos tienen amputaciones definitivas en sus extremidades inferiores" y se ha intensificado esta problemática, debido al tránsito de los grupos armados ilegales.

Le puede interesar: Reportan otro indígena herido por mina antipersonal en Antioquia
 
Dijo que "la grave situación humanitaria la hemos venido denunciando desde el año 2019, cuando comienzan a aparecer algunos grupos armados al margen te la ley para hacer tránsito por los territorios de los resguardos".

En el caso de Murindó y Dabeiba, son por lo menos seis resguardos que están en medio del conflicto y que sufren las amenazas de grupos armados ilegales. Entre las acciones de los ilegales está la siembra de minas antipersonal.

Benigno Sinigui, quien fue presidente de la Organización Indígena de Antioquia hasta finales de 2020 y quien ahora es el líder zonal de Frontino y Dabeiba, dijo que hay algunos espacios afectados como "los resguardos de Genaturadó, Cañaverales-Antadó, Amparradó Altos y Medio, Río Murindó y Chageradó".

También puede leer: Minga indígena llegará el próximo viernes a Santander

Lo que más les preocupa a las comunidades indígenas es que en la última semana, son dos casos en la zona que limita entre el Urabá y el Occidente de Antioquia

Hay tres subregiones antioqueñas que están conectadas y que conforman un corredor biológico cuidado por las comunidades indígenas, el Bajo Cauca, el occidente y el Urabá, que por su ubicación geoestratégica, también sirve para el tránsito e intereses de los grupos armados ilegales, según explicaron los voceros de las comunidades indígenas. 

Según Wilfer Sánchez García, de la Organización Indígena de Antioquia, el mensaje de las comunidades es claro: "con los pueblos indígenas siempre pueden contar para la paz y nunca para la guerra". 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.