Hoy continúa la audiencia de imputación de cargos y legalización de solicitud de medida de aseguramiento contra dos funcionarios,  dos contratistas activos, un particular y un excontratista, que integrarían una red que habría desfalcado a la Secretaría de Hacienda de Medellín.

El alcalde saliente de la capital antioqueña, Aníbal Gaviria, aseguró que el desfalco, que ascendería a los mil 813 millones, inició en 2009, en la anterior administración del municipio.

"Con dolor pero con contundencia, en el momento que encontramos esta situación en la Secretaría de Hacienda que viene de días atrás la denunciamos. Acompañamos a la Fiscalía durante más de dos años, les ayudamos en todas las pesquisas y en facilitar los peritos. Posiblemente se producirán más capturas", señaló Gaviria Correa, quien entrega hoy su cargo como alcalde de Medellín.

La Fiscalía emitió nueve órdenes de captura, de las cuales, ya se hicieron efectivas seis. Un Juez de Medellín legalizó las capturas y los allanamientos.

Según las investigaciones, la red de desfalco hacía prescribir el pago de los impuestos para luego exigirle a los contribuyentes morosos un porcentaje del dinero, a cambio de sacarlos de la lista de usuarios deudores.