Cargando contenido

Carnes no preparadas y otros medicamentos también fueron ingresados.

Elementos incautados en la cárcel El Pedregal.
Elementos incautados en la cárcel El Pedregal.
Cortesía: Inpec

Guardias del Inpec incautaron botellas de licor, carnes de distinta variedad y pastillas para el desempeño sexual en la cárcel El Pedregal de Medellín. Los productos fueron ingresados de manera ilegal para varios reclusos, al parecer, para un festín. 

Los elementos, según el Inpec, fueron ingresados por trabajadores de una empresa encargada de recoger los residuos alimenticios de la cárcel y estaban escondidos en grandes canecas.

El dragoneante Felipe Quimbayo, presidente del sindicato de trabajadores penitenciarios de la Cárcel El Pedregal, contó que dentro del alijo había 40 pastillas de viagra, de 24 botellas de licor y bolsas de carnes frías.

"Ellos tienen un criadero de marranos y, por mucho tiempo, la cárcel les ha donado el tema de los residuos alimenticios. Después de una requisa y unas sospechas que se adelantaban por parte de los distintos investigadores se realizó el operativo", indicó el dragoneante. 

Lea tambiénDeclaran urgencia manifiesta en Apartadó (Antioquia) por lluvias

Agregó que se decomisaron "aproximadamente 30 bolsas de comidas no preparadas, carnes frías, punta de anca, chicharrón, carnes finas".

El funcionario explicó, además, que los elementos incautados podrían costar dentro del penal hasta 30 millones de pesos. "Al establecimiento es difícil que ingresen estos elementos, esto genera un alto precio para ser adquiridos", indicó.

Estuvieron en huelga

Cabe recordar que hace más de un mes, en señal de protesta, cerca de 2.300 internos de la cárcel El Pedregal se declararon en huelga de hambre por las precarias condiciones higiénicas en las que reciben sus alimentos diariamente. Denunciaron que en ocasiones han encontrado bichos y hasta roedores.

Le puede interesarMuerte de Leidy Asprilla sí fue a causa de un accidente de tránsito

El defensor de Derechos Humanos de la Población Carcelaria, Jorge Carmona Vélez, aseguró en su momento que los alimentos que llegan al centro de reclusión no son suficientes, entre diez y quince internos se quedan sin sus comidas diarias, porque simplemente no alcanza. 

Denunció que pese a las constantes intoxicaciones masivas por los alimentos que ingieren en estado de descomposición, las autoridades no les han prestado atención. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido