En presencia de su esposa fue asesinado en la vereda Piedras Blancas de Carepa, el líder comunal Gonzalo Antonio Martínez Guisao, de 35 años de edad, quien dejó tres hijos huérfanos. La víctima fue bajada de un servicio público y torturada.

 Élmer Arrieta Sánchez, delegado nacional del frente 18 de las Farc para la pedagogía de la paz, aclaró que Martínez Guisao no hizo parte de la guerrilla y era presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Pichende.

El crimen de Gonzalo Antonio Martínez ocurrió en Carepa, donde justamente el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez Neira se reunió con líderes sociales para hablar de los homicidios y amenazas de quienes trabajan por el bienestar de sus comunidades en esta región.