Cargando contenido

Foto referencial de Ingimage


Preocupación generó entre las autoridades el asesinato de William Castillo Chimá, de 43 años de edad, reconocido defensor de los derechos humanos en El Bagre, Bajo Cauca antioqueño. El homicidio ocurrió en un establecimiento público, minutos después de que el líder saliera de la alcaldía, en donde participó del debate del plan de desarrollo municipal.


Unidades del CTI realizaron la investigación del cadáver, y un grupo especializado de la policía llegó al sitio para ayudar a esclarecer el crimen, así lo confirmó el coronel Wilson Pardo Salazar, comandante de la institución en Antioquia.


La principal hipótesis que analizan las autoridades es que el líder de derechos humanos haya sido asesinado por una banda criminal. A mediados de enero de este año ocurrió un desplazamiento de 500 personas en ese mismo municipio, luego de que tres campesinos fueran asesinados y enterrados en fosas comunes, en un crimen atribuido al Clan Úsuga.


 Organizaciones de derechos humanos del Bajo Cauca antioqueño denunciaron que las guerrillas del Farc y el ELN tienen alianzas en El Bagre para enfrentarse con el Clan Úsuga y defender los cultivos ilíticos y las rutas para el tráfico de drogas.