Cargando contenido

En Chigorodó, Urabá antioqueño, 140 personas resultaron damnificadas tras las fuertes lluvias.

Imagen referencial: Inundaciones en Chigorodó
Por el desbordamiento del río Chigorodó las familias perdieron sus cultivos, viviendas y enseres.
Imagen referencial-Cortesía: Dapard

Las fuertes lluvias que han generado emergencias en diversas regiones del país, se agudizaron durante 10 horas sobre la región del Urabá, provocando graves emergencias, entre ellas el desbordamiento de un río en Chigorodó.

La creciente de este afluente inundó seis veredas de este municipio del Urabá antioqueño, donde por lo menos 140 personas, representadas en 36 familias, perdieron sus enseres y parte de los cultivos.

El coordinador de Gestión del Riesgo de Chigorodó, Manuel Vásquez, confirmó que en la zona no ha parado de llover, por lo que temen por nuevas emergencias. Las calles, viviendas y cultivos quedaron bajo el agua, el lodo y basuras.

Más informaciónUnos 500 habitantes de Vigía del Fuerte (Antioquia) están afectados por las lluvias

El funcionario dijo que en "las veredas Guacamayas, Candelaria, Veracruz Uno, La Colorada, Tierra Santa, entre otras, se generó la afectación". Sobre los niveles de alerta en este municipio, el coordinador aclaró que "en este momento estamos en una alerta naranja con respecto a estos sitios, porque de volver a llover es posible que las inundaciones continúen".

La ruptura de 50 metros del jarillón que protege esta zona, se encuentra en riesgo ante nuevas lluvias, por lo que están a la espera de ayudas y maquinarias para taponar el daño.

En esta misma zona del departamento los desbordamientos de los ríos Murrí y Arquía provocaron, hace unas semanas, inundaciones en las viviendas de las veredas Alto Murrí y Puerto Medellín.

Allí, algunos pobladores prefirieron buscar refugio donde amigos y familiares, pues aseguran que las precipitaciones, vientos y las filtraciones de agua afectaron la estabilidad de las casas.

Vea también: Por sequía, habitantes del Urabá antioqueño se quedaron sin agua

Hace un mes, esta subregión del Urabá antioqueño, vivía una intensa sequía sobre todo en municipios como San Juan de Urabá y Arboletes, donde cerca de 35 mil habitantes se quedaron sin una gota de agua potable, luego del verano que causó incluso la muerte de animales y la reducción en un 60 por ciento de la producción de plátano.

Según el reporte de Departamento de Gestión del Riesgo, Dapard, el río León, a la altura de este municipio, se mantiene en alerta naranja por altos niveles en su caudal. Entretanto, 70 localidades están en riesgo por posibles crecientes súbitas y deslizamientos de tierra.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido