Cargando contenido

Las autoridades aseguraron que las obras de reconstrucción del talud no fallaron.

Vertimiento de agua del volcán de lodo de Arboletes, Antioquia
Vertimiento de agua del volcán de lodo de Arboletes, Antioquia
Foto: Dapard

Por las fuertes lluvias de los últimos días, el volcán de lodo de Arboletes se llenó de agua, se rebosó y vertió el exceso de líquido hacia la playa. La situación inmediatamente fue atendida por el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres, que dio un parte de tranquilidad sobre lo ocurrido. 

Jaime Enrique Gómez Zapata, director del Dapard, manifestó que se corroboró que el volcán se encuentra en buenas condiciones, y las obras de mitigación que adelanta la Gobernación de Antioquia para mantenerlo, no fallaron.

Lea también: Hospital de Medellín cerró seis quirófanos para aumenta la capacidad de las UCI

"Por fortuna ya corroboramos que el volcán se encuentra en buenas condiciones y que las obras de mitigación que venimos adelantado para mantenerlo, no fallaron. El volcán, por las fuertes lluvias, se llenó de agua y se rebosó al punto de que salió material por la parte frontal hacia la playa", añadió Gómez Zapata. 

Explicó el funcionario que el líquido expulsado es agua combinada con lodo, y advirtió que de no ser por las obras de mitigación que allí se adelantan desde hace varios meses, posiblemente el volcán, con las fuertes lluvias, habría presentado un cambio en su forma. 

Calamidad pública

Debido al deslizamiento de un talud de tierra que compromete al volcán de lodo, la alcaldesa de Arboletes, Diana Stella Garrido, declaró en junio pasado la calamidad pública por un período de seis meses. 

En el decreto firmado por la mandataria, se estipuló que el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo se encargará de entregar los pormenores de la situación a la Gobernación de Antioquia y al Gobierno Nacional. 

Le puede interesar: Alerta roja hospitalaria en Antioquia por Covid-19

Cabe recordar que en el mes de mayo las lluvias provocaron agrietamientos en el volcán de lodo. En su momento, el Departamento Administrativo de Atención de Desastres de Antioquia aseguró que se adelantaron labores de monitoreo a la erosión costera, que amenaza con la estabilidad del volcán, principal atractivo turístico de ese municipio del Urabá antioqueño.

Recordó el funcionario que desde finales del año pasado se adelantan acciones en el mar para mitigar la presión del oleaje en el talud de la base del volcán, para así recuperar más de 27 mil metros cuadrados de plaza. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido