Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

PharmaCielo celebró obtener primera licencia en producción de cannabis en Colombia

Marihuana medicinal / Foto AFP


La firma canadiense PharmaCielo, que tiene una planta en Rionegro, Oriente antioqueño, celebró la decisión del Ministerio de Salud de otorgarle la primera licencia para la producción y fabricación de derivados de cannabis.


El director Ejecutivo de PharmaCielo, Federico Cock-Correa, aseguró a RCN Radio que el próximo año tendrían aceites,  ungüentos y cremas, con fines medicinales, para pacientes con cáncer, artritis, dolores crónicos o epilepsia.


"Yo diría que esta licencia es el comienzo de una nueva industria que se está desarrollando. El próximo año, cuando tengamos todas las licencias, estaríamos procesando extractos y aceites derivados del cannabis, con objetivos medicinales y farmacéutivos", aseguró el director Ejecutivo de la compañía.


Federico Cock-Correa explicó que la firma canadiense encontró en el Oriente antioqueño, las condiciones climáticas y culturales más favorables de Colombia para comenzar la producción del cannabis.


"El mejor sitio del mundo es el trópico y la floricultura en el Oriente, por eso el grupo de canadiense  consideró que este  era el mejor sitio. Llevamos dos años y medio de estudio y esto nos ha llevado a este punto, que fue escoger el Oriente para el comienzo de la industria en Colombia", aseguró Federico Cock-Correa.


A medida que reciban las licencias, PharmaCielo ampliará la planta de producción en Rionegro con una extensión de 19 hectáreas, donde trabajarán 200 personas, en su mayoría, de la región antioqueña.


Primera licencia  


El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, aseguró en un comunicado que  estos productos saldrán a la venta en el 2017, siempre y cuando cumplan con altos estándares de calidad y con todos los requisitos exigidos.


Este permiso también autoriza a los titulares para implementar plantas de producción, importación de maquinaria y nueva tecnología, construcción de laboratorios de investigación y pruebas piloto con un número limitado de plantas.


“Las licencias de producción y fabricación no son licencias de cultivo. Las licencias de cultivo, que serán entregadas por el Consejo Nacional de Estupefacientes, deben solicitarse después de obtenidas las licencias de fabricación y producción”, aclaró el comunicado del Ministerio.


De igual forma, señala el documento que “este tipo de derivados de cannabis y los productos medicinales que los contienen pueden beneficiar a pacientes que padecen enfermedades como epilepsia, cáncer, dolores crónicos, artritis o esclerosis múltiple, entre otras”.