Deudas laborales por $10.000 millones obligaron a más de 4.000 docentes chocoanos a declararse en cese de actividades, a una semana de que se reanuden las clases para los estudiantes.

En este momento en los colegios públicos están suspendidas las matrículas de la primaria y el bachillerato, durante estos días cuando los profesores debían también adelantar la planeación académica.

De acuerdo con el presidente de la Unión de Maestros de Chocó, Turis Aladino Martínez, la Gobernación Departamental tiene pasivos con primas navideñas y de servicios con cerca de 2.000 docentes desde el año 2005. Por los que sus colegas también se han unido a la protesta para reclamar un crédito ante el Ministerio de Hacienda  para saldar las deudas con el magisterio en ese departamento.

Ante esta nueva problemática en Chocó, el recién posesionado secretario de Educación del Departamento, Yosimar Mosquera, reconoció que está vigente esa deuda con el magisterio y que este jueves 18 de enero se realizará una reunión en Bogotá con el Ministerio de Hacienda para analizar las posibilidades de conseguir los recursos para hacer los respectivos pagos.

Según las decisiones que se tomen este jueves en Bogotá, los docentes decidirán si continúan el paro y se suspende desde el próximo lunes las clases para los más de 12.000 estudiantes de los colegios públicos del Chocó.