El área metropolitana de Medellín está a punto de vivir nuevamente una contingencia ambiental de cuenta de la calidad del aire que por estos días ha presentado niveles dañinos para población sensible y, algunos de esos días,el aire resulta dañino para toda la población. Según Carmen Helena Zapata, directora del laboratorio Calaire de la Facultad de minas Universidad Nacional de Colombia, Sede Medellín  cada vez estamos más cerca de vivir una contingencia “durante los últimos días se ha registrado un nivel preocupante en la calidad del aire y las autoridades se han quedado en silencio frente a esta situación que afecta la salud de los habitantes”. Según la profesora de la Facultad de Minas, la estación que mide la calidad del aire en el sur del Valle de Aburrá ha registrado un nivel dañino para todos los grupos poblacionales durante los últimos días. Frente a esta situación, Zapata, asegura que se hace más urgente que nunca tomar medidas como la ampliación del pico y placa y la reducción del parque automotor evitar daños irreversibles en la salud de los habitantes del área metropolitana “sabemos que el aporte que hacen las empresas es de un 18% y que el aporte más grande se debe hacer desde la movilidad, es ahí donde se debe presentar un cambio significativo”. Desde finales del mes de diciembre y hasta la fecha, se han presentado más de 15 días en los que la calidad del aire oscila entre rojo y naranja. Carmen Helena Zapata asegura que, frente a esta situación, es muy probable que se repita la situación ocurrida en abril.