Cargando contenido

Foto: CORTESÍA.


En Medellín, el nombre de la constructora Gisaico trae a la memoria la construcción del deprimido de los Balsos con la inferior, un proyecto de valorización en el barrio El Poblado que tuvo un sobre costo de 10 mil millones de pesos y se demoró 29 meses más de lo acordado para su entrega.


 La secretaria de Infraestructura de Medellín, Paula Andrea Palacios asegura que un informe de una auditoria presentada por la Contraloría de Medellín en el año 2016, señala  que los trabajos de excavación y vaciados de muros pantalla, adelantados por Gisaico fueron precarios y deficientes, por lo que actualmente afronta un proceso de responsabilidad fiscal.

 

 

La constructora Gisaico asumió la responsabilidad del proyecto de los Balsos en el 2015, luego del fracaso de la Unión Temporal Cruce Balsos por problemas de estudio de suelo deficientes e inconvenientes constructivos.