Cargando contenido

Dijo que las renuncias se dieron por el desconocimiento de sus funciones, por parte del alcalde Daniel Quintero.

Panorámica Medellín
Panorámica Medellín
Cortesía: Área Metropolitana.

El exintegrante de la junta directiva de Ruta N, Carlos Felipe Londoño, afirmó que su renuncia a esa entidad obedece al desconocimiento de los estatutos y el trabajo de cada uno de los miembros, por parte del alcalde de la ciudad de Medellín, Daniel Quintero.

En diálogo con RCN Radio, el exdirectivo aseguró que fue contundente el mensaje que recibieron tras las decisión del alcalde Quintero de pedir la renuncia del director de la empresa, sin socializarlo con la junta directiva.

Le puede interesar: Colombia registra 239.785 personas recuperadas de coronavirus

“El martes pasado tuvimos una reunión de la junta directiva ordinaria, en la cual nos informa el director Juan Andrés Vasquez, que se le había solicitado por parte de la Alcaldía que presentara su renuncia en esa junta. Él no renunció y nosotros los miembros independientes al evaluar la situación, pues consideramos que de acuerdo a los estatutos y las prácticas del buen gobierno, le corresponde a la junta analizar y nombrar a un nuevo gerente o removerlo de su cargo”, dijo.

Audio

(Audio) Carlos Felipe Londoño, exintegrante de la junta directiva de Ruta N, sobre renuncia de siete miembros.

0:27 5:25

Londoño afirmó que ante esta notificación de la renuncia del director, solicitaron un diálogo con el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, que no fue posible.

“Solicitamos una reunión con el alcalde los miembros independientes, con el fin de conocer las razones por las que se solicitan esa renuncia y cuál era el objetivo y el norte que se pretendía con Ruta N. Nuestra solicitud no fue atendida, sino que nos informaron que ya se había escogido a una nueva persona", dijo.

Añadió que "esa fue una respuesta de que la junta directiva no tenía ningún papel que cumplir y consideramos que no tenía ningún sentido seguir".

Manifestó que toda esta situación se generó por el desconocimiento de la junta como un órgano de gobierno y no meramente consultivo, como está establecido en los estatutos y en las prácticas universales de cualquier organización.

 “Nosotros queríamos aclarar el tema con el alcalde pero no fue posible y al tener la puerta cerrada, debimos renunciar”, sostuvo.

El ex miembro de Ruta N, aseguró que le preocupa que esos movimientos que se puedan dar en las cabezas de las organizaciones pretendan otros objetivos.

“Esto es en el sentido de pretender algunos de esos cargos en otras personas, pero esta es una entidad de con un alto carácter técnico de competencias y de una cultura organizacional todavía creciente que no es sencilla de crear en el ámbito de la ciencia, la tecnología e innovación, al igual que del desarrollo empresarial con un reconocimiento nacional e internacional”, manifestó.

Lea aquí: Colombia registra 239.785 personas recuperadas de coronavirus

Sin embargo, dijo que no se puede descalificar a la persona que se vaya a nombrar en esos cargos.

“Aquí no se puede poner en tela de juicio la hoja de vida de quien vaya a sustituir al actual director que puede ser una persona muy competente, sino que se está poniendo en tela de juicio una construcción colectiva que se hizo entre la  universidad, la empresa y el Estado representado el municipio. Se formó una organización para crear nuevos desarrollos empresariales en sectores innovadores con trabajos más estables y durables y de alta calidad”, manifestó.

En ese sentido, advirtió que se podría generar un mayor problema social y empresarial para la ciudad.

“Yo haría una invitación a la Alcaldía para que haga una reflexión de esto, porque si puede significar  una ruptura con altos costos para el desarrollo de la región. Estamos ad portas ya sea de una ruptura grande en nuestra sociedad o esto que pasó nos puede llevar realmente a construir hacia adelante”, puntualizó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido