Cargando contenido

En redes sociales están circulando cadenas con falsas promesas de dinero y mercados.

Línea de atención 123.
Línea de atención 123.
Cortesía Alcaldía de Medellín.

Un grupo de catorce expertos responde las llamadas de la línea 123 relacionadas con casos sospechosos del coronavirus en Medellín. Se reforzó la tecnología para agilizar la respuesta a los ciudadanos que seguirán confinados hasta el 13 de abril para frenar la pandemia. 

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, explicó que si el ciudadano que llama tiene tos, cansancio, dificultad para respirar, dolor en el pecho, fiebre y tuvo contacto con alguien que viajó al exterior, es un caso sospechoso del virus. La muestra se le tomará a su casa. 

Lea ademásSupermercados permanecerán abiertos durante el aislamiento nacional: Gobernador de Antioquia

"Hemos dispuesto de un equipo mucho más grande y de mayor tecnología que permita que las personas llamen y, en función de sus síntomas, el sistema le hará unas preguntas. Finalmente, si necesita la prueba, se le hace una llamada y a su casa van y le toman la muestra", señaló el mandatario local.

Quintero Calle advirtió que inescrupulosos se están aprovechando de la cuarentena para circular falsas cadenas y promesas de dinero. "A unas personas les mintieron, las engañaron y les dijeron que podían ir a La Alpujarra a reclamar 60 mil pesos. Son cadenas falsas. Eso es mentira. Tenemos un plan para ayudar a las familias, pero se hará en los barrios".

 

De los 26 mil vendedores ambulantes que fueron caracterizados, la administración está ayudando, inicialmente a tres mil, quienes son adultos mayores, señaló el alcalde Daniel Quintero. 

Más informaciónDos hombres y una mujer son los nuevos contagiados en Antioquia

"Le estamos ayudando, en principio, a los 3 mil más 'viejitos' que tienen más dificultades. Esto lo vamos a extender. No estamos dando plata sino mercados para que puedan aguantar la cuarentena", puntualizó.

Otro de los auxilios para mitigar el impacto de la cuarentena es entregar mercados a las familias de 220 mil estudiantes beneficiados del Plan de Alimentación Escolar (PAE), que tuvieron que dejar de ir a los colegios por la pandemia del Covid-19. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido