En la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital General de Medellín permanece con pronóstico reservado, la niña Luciana de 4 años, víctima de una brutal agresión y al parecer de abuso sexual por parte de su propio padre, en Girardota, en un hecho repudiado por la comunidad. El secretario de Gobierno de este municipio del Norte del Valle de Aburrá, Duber Andrés Sánchez, dijo que la menor fue llevada en grave estado de salud a un  centro asistencial por la madre, quien afirmó que sufrió un accidente. La pequeña presentaba trauma de abdomen, tórax y hemorragia. Aseguró el funcionario, que el principal sospechoso del ataque es el padre, un hombre de 30 años, que tiene antecedentes judiciales por violencia intrafamiliar y consumo de estupefacientes. La directora Seccional de Fiscalías de Medellín, Adriana Villegas Arango, se mostró indignada con este aberrante caso. Confirmó que un grupo de fiscales especializados con el apoyo de otras instituciones adelantan la investigación. Luego de visitar a Luciana en el hospital, la directora nacional de Bienestar Familiar, Karen Abudinén, expresó su tristeza por este hecho de violencia y pidió apoyo de la comunidad para acabar con el maltrato infantil. Dijo que otra niña de tres años hermana de la víctima está bajo protección del Instituto. https://twitter.com/karenabudi/status/913167881172602880 La agresión a Luciana, ocurrió 15 días después de la muerte del niño Miguel Ángel Rivera de 2 años de edad,  golpeado y abusado por su padrastro con la complicidad de su  madre, en el barrio Cristo Rey de Medellín. Ambos están en la cárcel.