La menor llevaba un año en las filas guerrilleras del ELN y abandonó el campamento porque los jefes subversivos le habían prometido alimentación, educación, entre otros servicios.

La secretaria de gobierno de Antioquia, Victoria Eugenia Ramírez, manifestó que la menor se desplazó de Tarazá hasta Anorí, donde  las autoridades de esta localidad le restablecieron sus derechos.

"Es una niña de 13 años que se voló de las filas del ELN, ella empezó a transportarse de Tarazá a Anorí, pide apoyo a la comisaría de familia y comienza el restablecimiento de sus derechos, además se observa que la niña fue reclutada de 12 años", explicó la secretaria de Gobierno.

La funcionaria manifestó que este tipo de acciones violan el Derecho Internacional Humanitario, y no descartó que más menores estén en las filas del ELN.

La niña de trece año cuenta con un equipo interdisciplinario para el restablecimiento de sus derechos, precisó Victoria Eugenia Ramírez.