Cargando contenido

En la vivienda se encontraba su hermano de apenas cinco años.

Referencia quemadura.
El Valle es el segundo departamento con el mayor número de quemados, después del Atlántico.
Foto de Archivo

Los gritos de dolor que se escucharon de una casa, alertaron a los vecinos de la vereda Ajizal de Itagüí. Cuando la Policía llegó al lugar, encontró a un niño venezolano de cuatro años, con quemaduras en el 50 % del cuerpo, que al parecer sufrió con la llama del fogón. En la vivienda no estaban sus padres ni ningún adulto. 

El subcomandante de la Policía Metropolitana, coronel Ómar Rodríguez, aseguró que el niño quemado estaba siendo cuidado por su hermano, otro menor de cinco añosDe inmediato, fue remitido al Hospital San Rafael en este municipio del sur del Valle de Aburrá, donde permanece internado. 

"Un menor de cuatro años está en una de las viviendas acompañado de su hermanito de cinco años. En la llamada nos reportan los gritos de auxilio en el hogar. Al llegar, la Policía encuentra a un menor con quemaduras en cerca del 50 % del cuerpo (...). La Policía de Infancia y Adolescencia conoce el caso e investiga por qué estaban solos  y si sus padres estaban trabajando", señaló el alto oficial.

Más información: Estadounidense murió mientras volaba en parapente en Antioquia

La Policía de Infancia y Adolescencia y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) asumieron la investigación del caso y el proceso de restablecimiento de derechos de los dos niños venezolanos. Intentan establecer dónde estaban sus padres cuando ocurrió el accidente, por qué los dejaron solos y si hay otros derechos que se les haya vulnerado. 

Otro caso

Esta semana, un bebé de once meses falleció luego de caer en una caneca con agua. El trágico hecho ocurrió cuando el menor jugaba con su hermano, de 3 años, en su vivienda en el barrio El Pesebre de Medellín. 

Lea además: En edificio en extinción de dominio viven 56 migrantes venezolanos, en Medellín

El mayor Carlos Briceño, comandante del Distrito Número 4 de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, manifestó que el accidente ocurrió mientras la madre adelantaba las labores del hogar.

El menor, de tres años, avisó que su hermanito había caído a la caneca y, aunque la mujer trasladó de inmediato al bebé hasta un centro asistencial, este llegó sin signos vitales. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido