Un menor fue atacado por un perro pitbull en el municipio de Bello, Norte del Valle de Aburrá.


El menor de edad que sufrió múltiples heridas en el rostro, luego de ser mordido por un perro pitbull, se recupera en su casa, en el barrio Salento, municipio de Bello, Norte del Valle de Aburrá, luego de ser sometido a una cirugía de urgencia.


Su padre Edwin Osorio hizo un llamado a las autoridades y a la sociedad para que quienes tienen perros de esta raza cumplan con las normas, como ponerles el bozal siempre que están fuera de las viviendas.


Pese al daño que causó el animal en el menor, Osorio no demandará, porque teme a las bandas delincuenciales que hacen presencia en el sector.


Para evitar este tipo de emergencias, el padre del menor pidió a las autoridades mayor celeridad en este tipo de casos y que se sancione de forma adecuada a todas las personas que tienen estas mascotas y que no cumplen con las normas básicas de seguridad.