Las autoridades en Antioquia expresaron su preocupación por el difícil proceso de adaptación que han tenido 13 menores de edad que las Farc entregaron el año pasado a una comisión de la Unicef y la Cruz Roja en Ituango, Norte del departamento. La secretaria de Gobierno de Antioquia, Victoria Eugenia Ramírez, confirmó que los menores retornaron a sus  hogares, en Ituango y algunos municipios del Valle del Cauca, pero han  tenido dificultades para adaptarse a su nuevo estilo de vida y compartir con sus familiares. “Sabemos que los niños que fueron regresados en Ituango tienen dificultades con la familia. Estamos mirando cómo hacemos, desde la Gobernación de Antioquia, para que no se rompa ese vínculo. Ellos llegaron a sus casas y están un poco decepcionados”, dijo la funcionaria. Los niños y adolescentes estuvieron algunos días en una finca de Guarne, Oriente de Antioquia, donde recibieron apoyo psicológico y acompañamiento de Unicef. (Puede leer: Se adelantan los protocolos para la entrega de 5 menores de las FARC en Remedios, Antioquia). A raíz de los inconvenientes en Ituango, la Gobernación de Antioquia propuso que los padres y hermanos también estén en un programa psicológico, para que acojan a los niños. En Remedios, las Farc entregarán cinco menores.