Cargando contenido

foto archivo Fiscalía



Los habitantes de la Comuna 11, Laureles, de Medellín se estremecieron durante este fin de semana con la muerte violenta de tres personas en diferentes hechos. El primer caso, Esteban Albeiro Barrientos, el administrador de una discoteca que fue atacado con arma de fuego por un hombre que huyó del lugar y aún no ha sido identificado. El hombre de 36 años fue remitido a la Clínica de Occidente, donde llegó sin signos vitales.

Con el hallazgo del cuerpo sin vida de una mujer en la mañana del sábado, asciende a 57 el número de personas de este género que han sido asesinadas este año en Medellín.

Según el subcomandante de la policía Metropolitana, coronel Juan Carlos Rodríguez, la víctima  que tenía entre los 20 y 25 años de edad, venía desde Puerto Berrío a cumplir una cita con una persona  y fue encontrada en una calle envuelta en un funda de colchón y dos pijamas para carro.  La mujer tenía heridas con arma blanca.

Las autoridades también reportaron el caso de un hombre, quien según los testigos fue atacado por un grupo de personas que lo acusó de hurtar un bolso en la carrera 70. Tras la gravedad de las heridas, Gabriel Ospina Parra,  tuvo que ser trasladado a un centro asistencial de la ciudad. La víctima, que según El Sistema de Información para Seguridad y la Convivencia, Sisc, tenía entre los 30 y 35 años de edad, falleció minutos después por la contundencia de las heridas con arma cortopunzante.