Demandas y presuntas órdenes de captura cursan en contra de los miembros de la Mesa Minera de Segovia y Remedios, la misma que convocó el pasado paro que duró 43 días en esas localidades del Nordeste del departamento. Así lo denunció públicamente Elióber Castañeda, presidente de esa asociación de mineros informales, quien aseguró que tanto él como su vicepresidente Jaime Gallego tienen demandas en su contra por parte de la GranColombiaGold y hay una orden de captura en contra del asesor jurídico Edwin Castañeda, solicitada desde la misma Gobernación de Antioquia. Según el líder minero, eso es una persecución a la Mesa que viene directamente del gobernador Luis Pérez, lo que incumple uno de los quince acuerdos pactados que señala que no podía haber represalias contra la Mesa Minera. Así mismo, la Mesa Minera sostiene que hay una gestión ante la Unidad Nacional de Protección para que suspendan los esquemas de seguridad que hoy tienen sus miembros. Por eso, Castañeda exige a la Gobernación de Antioquia explicaciones para esta situación que ya tiene en alarma a los mineros ancestrales que lograron un acuerdo el pasado 1 de septiembre.