Cargando contenido

Foto: CORTESÍA.



Por el desbordamiento del río Jiguamiandó en Chocó, calles y viviendas ubicadas a orillas del afluente, en jurisdicción de El Carmen del Darién, quedaron totalmente inundadas. (Ideam lanzó alertas a nivel nacional por riesgo de inundaciones y deslizamientos)

El concejal del municipio, Albert Mena Moya, aseguró que la situación es “precaria”, toda vez que el agua supera el metro y medio de altura y es imposible transitar por la zona.

Además, el cabildante afirmó que la emergencia podría salirse de control, toda vez que por lo menos las mil familias que están ubicadas en este sector resultaron afectadas.

De igual modo,  Mena Moya  manifestó que el número de damnificados podría incrementar, teniendo en cuenta que el caudal del afluente sigue aumentando porque no ha parado de llover.



El concejal solicitó la ayuda de las autoridades para atender a estas familias, en su mayoría conformadas por niños y adultos mayores. Destacó que es necesario que el Gobierno nacional los ayude cuanto antes, pues las familias, sus viviendas, cultivos y animales, están en alto riesgo por la temporada invernal.

Por la ola invernal, los municipios de Bojayá, Riosucio, Carmen del Darién y Medio Atrato, también reportan inundaciones; las calles se convirtieron en ríos que han afectado la movilidad de sus pobladores.

A esto se le suma la falta de alcantarillado para la correcta evacuación del agua, por lo que en promedio un 90 por ciento de las zonas urbanas, de esos cuatro municipios, están afectadas.

[gallery ids="426998,426999,427000"]