Una pintura en el costado occidental de la Avenida El Poblado, en el sur de Medellín, fue la causa de la discordia. Por cerca de ocho años, permaneció en uno de los muros exteriores del Centro Comercial San Diego, la obra conocida como “Lider” donada a la ciudad por el artista Gabriel Calle Arango.

Un juez determinó que el centro comercial San Diego deberá pagar al artista la suma de cien salarios mínimos legales vigentes, equivalentes a 68 millones 945 mil pesos, en un plazo de 90 días por concepto de perjuicio extra patrimonial.

"Después de que la obra presentara algún deterioro, busqué al centro comercial para realizar la restauración, sin embargo, para mi sorpresa la obra fue borrada sin justificación alguna y sin mi permiso, está acción me motivó a llevar el caso a la Dirección Nacional de Derechos de Autor quien falló a mi favor, esto es un precendete para la protección de derechos de autor en Antioquia" recalcó el autor de la pintura.

Por su parte, el abogado del Centro Comercial, Luis Gabriel Botero, afirmó que están confiados por los argumentos presentados, sin embargo cuestionó la decisión y afirmó que apelaron.

"Extraña la decisión porque no existen antecedentes en Colombia sobre este tipo de decisiones, incluso la decisión fue tomada por la entidad que justamente protege los autores, entonces, uno tendría que poner en discusión el tema de la parcialidad (...) de todas maneras se apeló y será el Tribunal superior de Medellín quien en su sabiduría judicial defina de fondo el proceso" agregó el abogado.

Además de la multa, el centro comercial San Diego, deberá realizar una publicación en un periódico de amplia circulación de la ciudad, en donde manifieste que la obra borrada se encontraba protegida por el derecho de autor, por lo cual debieron respetar su derecho moral de integridad.