Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Minería ilegal acabó con pesca en Tadó (Chocó); se investiga si hay habitantes afectados por el mercurio


Por la utilización de metales pesados en la minería ilegal, un sector del río San Juan en Tadó (Chocó) se está secando y hay erosión en las laderas, lo que pone en peligro algunas viviendas y a los peces, que se están quedando sin oxígeno.

El alcalde del municipio, Arismedi García, aseguró que se está investigando si algunos habitantes han sido afectados por el mercurio, aunque no se han reportado muertes. (Lea aquí: Los 37 niños en Chocó habrían muerto por desnutrición: Corporación para el Desarrollo Sostenible del Chocó)

"Algunos habitantes tienen mercurio en la sangre, lo que nos ha obligado a llamar la atención a los mineros. Utilizan metales pesados en esta actividad lo que ha acabado con el oxígeno del río causando mortandad en los peces, por eso, hoy no vemos a jóvenes ni adultos como pescadores", recalcó el mandatario local.


La Alcaldía de Tadó adelanta negociaciones con los mineros para evitar que sigan afectando el río.


Muerte de niños 


En Chocó no han muerto 37 niños por consumir agua contaminada con mercurio en el último año, reiteró la secretaria de Salud, Siris Sánchez Montes de Oca, al contradecir la versión del Gobierno Nacional e incluso la de otras autoridades chocoanas, que aseguran que sí fallecieron, pero por desnutrición.


 "Es una irresponsabilidad asegurar que fallecieron esos niños, pues por ahora, no hay ningún registro. En el departamento hay 160 personas contaminadas con altos niveles de mercurio", insistió, Sánchez Montes de Oca.


El subdirector de la Corporación para el Desarrollo Sostenible de Chocó, Codechocó, Arnold Rincón López, destacó que en en el departamento sí fallecieron estos 37 niños, pero por desnutrición. Dijo que la captura al responsable por la presunta contaminación del río Quito con mercurio, no se debe a la muerte de los menores, sino al daño generado al medio ambiente.