Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Luis Bernardo Vélez.
Luis Bernardo Vélez.
Cortesía: Concejo de Medellín.

Tras la polémica elección de la mesa directiva del Concejo de Medellín, que terminó con la posesión del conservador Lucas Cañas y la sanción de cuatro ediles del Centro Democrático, entre ellos, Paulina Aguinaga, Nataly Velez, Lina García y Albert Corredor, el Movimiento Independientes, por el que Daniel Quintero llegó a la Alcaldía de Medellín, abrirá una investigación disciplinaria al concejal Luis Bernardo Vélez, por su “alianza con el uribismo”.

En un comunicado, el Movimiento Independientes aseguró que la investigación “comprende sanciones que van desde la suspensión hasta la expulsión, está basada en los compromisos éticos y morales que tiene el movimiento, varios de ellos incumplidos por el concejal Vélez durante los últimos meses”.

Lea también: Concejales uribistas sancionados advierten de un "pacto excluyente y discriminatorio"

Por su parte, el edil Luis Bernardo Vélez, aseguró que no ha cometido ningún “delito” de asunto disciplinario y que dicha investigación obedece al “populismo” del alcalde y sus amigos.

El concejal Luis Bernardo Vélez se unió a la campaña de Daniel Quintero. Sin embargo, el pasado 27 de octubre hizo público su distanciamiento del mandatario municipal. De hecho, ofreció excusas a los ciudadanos que confiaron y votaron por él. 

¿Denunciarán al alcalde?

Luego de los videos y fotografías publicadas por el alcalde Daniel Quintero en su cuenta de Twitter, en los que aparecen los concejales Luis Bernardo Vélez, Daniel Carvalho y Daniel Duque, en el restaurante Chuscalito, en una reunión previa a la polémica elección de la junta directiva del Concejo de Medellín, los ediles estudian la posibilidad de tomar decisiones jurídicas.

Le puede interesar: Procuraduría abrió investigación preliminar por nombramiento del gerente de EPM 

El concejal Luis Bernardo Vélez dijo que con la asesoría de un abogado estudian la posibilidad de la demanda, pues dijo que se trataría de un caso de “espionaje y presión”, el hecho que el alcalde mande a grabar una reunión en un sitio público.

Según el alcalde Daniel Quintero, la reunión tenía como fin crear una mayoría para elegir como presidente de la corporación a un miembro del Centro Democrático. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.