Cargando contenido

Las 580 familias que habitan la zona urbana se moverían a unos 13 kilómetros.

Municipio de Murindó
Municipio de Murindó (Antioquia).
Foto: Colprensa

En 26 años, las 580 familias que habitan la zona urbana de Murindó, Urabá antioqueño, han padecido la furia del río Atrato durante cada temporada invernal. 

La última vez quedaron entre lodo, agua y ramas; razón por la que exigieron su reubicación.

Tras una consulta previa, este jueves se realizará la consulta en la que participarán los representantes legales del Consejo Comunitario de Murindó y diferentes actores institucionales encargados de garantizar que este proceso se desarrolle de  manera correcta.

El alcalde, Jorge Arteaga Vargas, dijo que espera que la consulta sea exitosa porque la comunidad está cansada de padecer dificultades y quiere que los proyectos se inicien lo más pronto posible para recuperar 26 años de atraso.

Según la Gobernación de Antioquia, la reubicación del municipio tardaría cerca de 18 meses. La construcción de las vías costará 3 mil millones de pesos y el costo de las viviendas se calcula en unos 25 mil millones.

Por su parte, el gerente de Afrodescendientes, Wilfredo Machado Palacios, explicó que "un principio fundamental para avanzar en una consulta previa es que la comunidad esté de acuerdo o no esté de acuerdo".

"En este caso y de manera unilateral, todos los del consejo comunitario están de acuerdo y sus representantes lo han ratificado en cada una de sus intervenciones".
 
Por último, recordó el funcionario que de aprobarse la consulta, la Gobernación de Antioquia tendrá vía libre para intervenir el territorio en cada de las actividades que se tienen programadas dentro del proyecto de traslado.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido